El empleo de mecanismos alternativos a la resolución de conflictos a la vía jurisdiccional es una práctica cada día más asentada en nuestra sociedad. Empresas, entes públicos, profesionales y ciudadanos en general encuentran cada vez con mayor frecuencia en las instituciones arbitrales y en la vía de la mediación la fórmula más idónea para resolver sus controversias jurídicas con plenas garantías de independencia y calidad técnica, especialmente de  previsibilidad en el plazo y certeza sobre los costes.

Aunque en el sector público las soluciones extrajudiciales de conflictos no han avanzado al mismo ritmo que en el sector privado, IPI aporta una vía y un ámbito de canalización de los instrumentos de mediación, conciliación y arbitraje en el sector público.