IPI es un referente en materia de elaboración de estudios y dictámenes de litigación estratégica. El litigio estratégico, también conocido como litigio de impacto social, trata de iniciar reclamaciones judiciales con el objetivo, no sólo de ganar casos particulares, sino de transformar relevantes políticas públicas que subrayen la centralidad de la dignidad humana.

La litigación estratégica tiene un lugar clave en los sistemas modernos de justicia, de modo que los objetivos alcanzados con su implementación van mucho más allá de los cambios logrados a través de las disputas entre particulares, ya que se crea, en especial, una nueva visibilidad para los grupos humanos menos favorecidos. De hecho, se estima que los casos de impacto permiten fijar posiciones, romper paradigmas y alcanzar soluciones para colectivos que se encuentran en una situación de vulnerabilidad.